Que tu alimento sea tu medicina

Estos consejos son tradicionales y deberían ser tomados en cuenta para que el alimento sea realmente un medicamento para nosotros, una verdadera fuente de equilibrio y bienestar.
La mayoría de ellos responden al más simple sentido común, como la mayoría de las indicaciones ayurvédicas.
Una vez que entendamos eso, nuestra propia conciencia nos irá guiando para descubrir qué es adecuado para nosotros.
– Comer en una atmósfera tranquila.
– Una comida estando estresados enferma nuestra digestión.
– Evitar comer cuando estamos enojados o tristes. Siempre comer sentado. – Comer únicamente cuando se siente hambre. Este es el indicador de que la comida anterior ya ha sido digerida.
– No hablar mientras masticamos. Además de ser una práctica de buenos modales, la masticación es el primer paso de la digestión, con lo cual debe hacerse a conciencia.
– Comer a un ritmo moderado, ni muy rápido ni muy lentamente.
– Esperar que una comida haya sido digerida para ingerir la siguiente. Esto implica un lapso de dos a cuatro horas después de una ingesta o comida liviana, y entre cuatro a seis horas luego de una comida principal. – Beber agua tibia con las comidas. Esta es una costumbre raramente seguida en Occidente, pero es una excelente manera de ayudar a la digestión del alimento.
– Comer alimentos que complazcan todos nuestros sentidos. La comida debe ser atractiva desde lo visual, el aroma y, por supuesto, el sabor.
– Comer sólo hasta los dos tercios a tres cuartos de la capacidad de nuestro estómago, lo que facilita la digestión.
– No apurarnos al comer. No debemos abalanzarnos hacia la comida como un animal hambriento para una vez ingerido salir corriendo de la mesa.
– Comer en la más armoniosa y placentera atmósfera posible.
– Comer en los horarios más regulares posibles. Nuestro cuerpo, incluyendo nuestro sistema digestivo, prospera mejor con la rutina.

Es sorprendente lo bien que puede uno sentirse adoptando esta simple práctica. Ser agradecidos con el alimento que recibimos. Éste es un don de la abundancia de la Naturaleza y del esfuerzo de los seres humanos. Tomar el alimento es una conexión preciosa entre uno mismo y todos… y todo lo demás que lo provee. La gratitud es un reconocimiento de ese vínculo e inicia una actitud positiva para digerir nuestro alimento. Bendecir la comida. ¡Sí!, es una prescripción ayurvédica para la buena salud. Esto nos da una completa relación positiva que nos brinda el alimento. Sentarse en silencio unos pocos minutos antes de comer.

No nos sintamos culpables si no cumplimos todas estas indicaciones todo el tiempo. Éstos son consejos generales, no prescripciones rígidas para obligarnos dogmáticamente o para forzar que nuestros familiares nos imiten.
Tratemos de asimilarlos gradual y confortablemente, como siempre debe hacerse con las sugerencias ayurvédicas. Naturalmente, observando cómo nos sentimos.

(“Alimentación Ayurveda para una vida sana” Laura Podio & Dr. Alfredo Lauria)

Una respuesta a “Que tu alimento sea tu medicina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s