Meditación «me siento en calma»

La meditación puede ser una herramienta eficaz para reducir el estrés y la ansiedad.

Algunas de las razones por las que meditar cada día puede ser beneficioso incluyen:

  • Mejora de la atención y la concentración: La meditación ayuda a desarrollar la capacidad de mantener la atención en un objeto o actividad específica, lo que puede mejorar la capacidad para concentrarse en tareas diarias.
  • Reducción del estrés y la ansiedad: La meditación puede ayudar a reducir los niveles de cortisol, la hormona del estrés, y aumentar los niveles de serotonina y dopamina, neurotransmisores relacionados con el bienestar emocional.
  • Mejora del bienestar emocional: La meditación puede ayudar a regular las emociones y mejorar el bienestar emocional general.
  • Alivio del dolor crónico: La meditación puede ayudar a aliviar el dolor crónico al reducir la tensión muscular y mejorar la capacidad para manejar el dolor.
  • Mejora de la calidad del sueño: La meditación puede ayudar a mejorar la calidad del sueño al reducir los niveles de estrés y ansiedad.
  • Desarrollo personal: La meditación puede ayudar en el desarrollo personal, al permitirnos reflexionar, conectarnos con nosotros mismos y tener una mayor conciencia de nuestros pensamientos y emociones.

En resumen meditar cada día puede ayudar en la mejora de la salud física y mental, y en el desarrollo personal.

Meditación de 10 min para combatir la ansiedad «Me siento en calma»

Siéntete cómoda y relajada en tu lugar de meditación. Puedes sentarte en una silla o en el suelo con un cojín debajo de ti para apoyar tu espalda.

Comienza a concentrarte en tu respiración. Siente cómo el aire entra por tu nariz y sale por tu boca.

A medida que te concentras en tu respiración, comienza a notar cualquier tensión en tu cuerpo. Puedes comenzar por tus pies y subir poco a poco, notando cualquier área de tensión y liberándola.

Una vez que hayas liberado la tensión en tu cuerpo, comienza a visualizar un lugar tranquilo y relajante. Puede ser una playa, un bosque o cualquier otro lugar que te haga sentir tranquilo.

Mientras te concentras en tu lugar tranquilo, comienza a repetir mentalmente una frase de afirmación relajante, como «me siento tranquilo» o «estoy en paz».

Si te distraes con pensamientos, simplemente nota esos pensamientos y vuelve a concentrarte en tu lugar tranquilo y en tu respiración.

Continúa durante los próximos 10 minutos, permitiendo que tu mente se relaje y tu cuerpo se sienta cómodo.

Al finalizar la meditación, toma unos momentos para sentir cómo te sientes y abre los ojos cuando te sientas listo.

Recuerda que la meditación requiere práctica y paciencia, pero con el tiempo puede ser una herramienta muy efectiva para reducir el estrés y la ansiedad.

Encontrarás más meditaciones guiadas en EstudioFlow Online, inscríbete y ten acceso ilimitado a un montón de clases de yoga y meditaciones.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s