Saludo al Sol A

El Saludo al Sol, o Surya Namaskar A, es una serie de posturas realizadas en una secuencia para crear un flujo de movimiento.

Cada postura se coordina con la respiración: inhalar para extender y exhalar para doblar. Los saludos al sol generan calor en el cuerpo y se utilizan a menudo como secuencias de calentamiento para una práctica de yoga.

Los componentes de un Saludo al Sol también conforman un “vinyasa”, la serie de movimientos que se utilizan entre las posturas de Ashtanga, Vinyasa y Power Yoga. Sigue los pasos que se indican a continuación y familiarízate con los componentes esenciales de la serie de saludos al sol.

Existen muchas variaciones del Saludo al Sol. La secuencia que se presenta a continuación suele denominarse “Saludo al Sol A” (Surya Namaskara A).

Incluye los componentes básicos de un Saludo al Sol como se entiende en la mayoría de los estilos de yoga. Respira siempre sólo por la nariz, ya que esto calienta el aire y proporciona un aspecto meditativo a tu práctica.

Si te cuesta respirar, afloja un poco. Trabaja siempre dentro de tus propios límites y capacidades.

  1. Postura de la montaña de pie – Tadasana
    Póngase de pie con los pies separados a la altura de las caderas. Presiona las palmas de las manos en posición de oración. Apoya los pulgares en el esternón y haz varias respiraciones.
  2. Saludo hacia arriba – Urdhva Hastasana
    Inhale mientras extiende los brazos hacia los lados y hacia arriba. Arquea suavemente la espalda y mira hacia el cielo.
  3. Flexión hacia delante de pie – Uttanasana
    Exhale mientras se dobla hacia adelante desde las caderas. Doble las rodillas si es necesario. Apoye las manos junto a los pies y acerque la nariz a las rodillas.
  4. Media flexión hacia delante – Ardha Uttanasana
    Inhale mientras levanta el torso hasta la mitad, alargando la columna hacia delante para que la espalda quede plana. El torso debe estar paralelo al suelo. Mantenga las puntas de los dedos en el suelo o llévelas a las espinillas.
  5. Postura del bastón de cuatro extremidades – Chaturanga Dandasana
    Exhale mientras da un paso o un salto hacia la postura de la plancha (postura de flexión alta), con las manos bajo los hombros y los pies separados a la distancia de las caderas. Continúe exhalando mientras baja el cuerpo hacia el suelo. Mantenga los codos metidos hacia los lados. Si es necesario, arrodíllese para realizar la Media Chaturanga. De lo contrario, mantén las piernas rectas y extiende los talones hacia atrás.
  6. Postura del perro boca arriba – Urdhva Mukha Svanasana
    Inhale mientras lleva el pecho hacia delante y estira los brazos. Lleva los hombros hacia atrás y levanta el corazón hacia el cielo. Presione con la parte superior de los pies, levantando los muslos del suelo e involucrando completamente los músculos de las piernas. Mantenga los codos metidos hacia los lados.
  7. Postura del perro boca abajo – Adho Mukha Svanasana
    Exhale mientras levanta las caderas y rueda sobre los dedos de los pies, colocando las plantas de los pies en el suelo. No es necesario que los talones toquen el suelo. Baje a través de las manos y las plantas de los pies mientras alarga la columna vertebral. Levanta el vientre y los huesos del asiento hacia el cielo. Permanezca aquí durante cinco respiraciones. En la última exhalación, doble las rodillas y mire entre las manos.
  8. Media flexión hacia delante – Ardha Uttanasana
    Inhale mientras pisa o salta con ambos pies entre las manos. Levante el torso hasta la mitad, alargando la columna hacia delante para que la espalda quede plana. El torso debe estar paralelo al suelo. Mantenga las puntas de los dedos en el suelo o llévelas a las espinillas.
  9. Flexión hacia delante de pie – Uttanasana
    Exhale mientras dobla el torso sobre los muslos. Doble las rodillas si es necesario. Apoye las manos junto a los pies y acerque la nariz a las rodillas.
  10. Saludo hacia arriba – Urdhva Hastasana
    Inhale mientras extiende los brazos hacia los lados y vuelva a extenderlos hacia arriba. Arquea suavemente la espalda y mira hacia el cielo.
  11. Postura de la montaña – Tadasana
    Exhala mientras vuelves a la postura de la montaña. Ponga las manos en posición de oración. Apoya los pulgares en el esternón. Repite la secuencia dos o más veces.

Calentamiento de bienvenida
A estas alturas, deberías estar bastante bien calentado y listo para seguir con el resto de tu práctica. Si quieres calentar aún más, prueba algunas rondas del Saludo al Sol B o del Saludo al Sol C. Incluso si no estás preparado para una sesión de práctica completa, puedes utilizar los Saludo al Sol como un descanso energético en tu día. Diviértete con ello y disfruta del calor.

>> SALUDO AL SOL A en EstudioFlow Online <<

Practica conmigo desde mi estudio de Yoga online, nuevas clases en directo cada semana y acceso ilimitado a todas las clases grabadas. Empieza hoy mismo y disfruta de 7 días de prueba gratis >> ACCEDE AQUI

Yoga contra el estrés

Para la mayoría de nosotros, el estrés está presente a diario. En algunos casos, puede ser leve, en otros puede ser insoportable, por lo que es imprescindible encontrar formas de aliviar el estrés y evitar que se introduzca en tu vida. Una forma de eliminar el estrés es practicar yoga.

Se sabe que el yoga tiene un efecto calmante en el cuerpo y muchas de estas posturas tienen un efecto de alivio del estrés. El equilibrio y la fuerza del cuerpo combinados con el enfoque de calmar y despejar la mente se reflejan en la unidad de la mente y el cuerpo, por lo que no es sorprendente que muchas personas recurran a esta terapia alternativa para curarse.

Sencilla secuencia de yoga para practicar después del trabajo y alejar el estrés del día.

  • Practica de 5 a 10 respiraciones lentas y suaves mientras realizas cada movimiento

-Finaliza con la postura 21 Savasana, relax durante 10 min
-Postura 22, con una mano en el abdomen otra sobre el pecho para sentir las respiración en tus manos, contar hasta 10 respiraciones

Practica de Yoga para eliminar el estrés por Susana Martínez | Yoga EstudioFLow
Practica yoga conmigo desde la comodidad de tu casa, nuevas clases en directo cada semana y acceso a todas mis clases grabadas – Accede desde hoy mismo y disfruta de 7 días de prueba gratis

El poder de los minerales

Como nosotros mismos, como cada cosa que nos rodea, las piedras son energía. Contienen el poderoso elemento de la tierra y han sido otorgadas a las personas por la naturaleza misma.

Cada piedra sin importar si es preciosa o no, tiene una estructura única de cristal, perfecta y equilibrada según las leyes de la geometría sagrada.

A pesar del hecho de que cada piedra contiene cierta información y característica su influencia está determinada principalmente por la intención inherente a ella. Está coloreada con un significado según nuestro deseo.

Se puede tener piedras en casa, en el trabajo o llevarlas encima para crear una conexión más cercana, como una pulsera donde las vibraciones de la piedra resonarán con tu pulso, en un colgante la vibraciones resonarán en el centro de tu corazón.

Elige una piedra confiando con tus sentimientos e intuición cuando la sostienes en la mano, y luego lee sobre ella y sus propiedades.

Las piedras toman la energía negativa de los propietarios por lo que deberían limpiarse a menudo durante la luna menguante o según se necesite.

Hay diferentes maneras para purificar la piedra, puedes dejarla en sal durante la noche y luego lavarla con agua, también puedes pasarla sobre la llama de una vela, rociarla con fragancia de palo santo, o junto al humo del palo santo.

Después puedes cargar la piedra dejándola bajo la luz del sol o de la luna, sostenerla en tus manos durante la meditación… cualquier práctica será poderosa si viene de tu corazón.

Yoga para la Artritis

Secuencia de Yoga para aliviar el dolor de Artritis

El yoga es una práctica que adopta muchas formas diferentes e incluye posturas, técnicas de respiración y meditación.
Comenzó en la antigua India y lleva 5.000 años considerándose una forma de mejorar la salud física y mental. De hecho, está demostrado que el yoga ayuda a las personas con artritis a mejorar muchos síntomas físicos, como el dolor y la rigidez, y problemas psicológicos, como el estrés y la ansiedad.
Las personas con diversos tipos de artritis que practican yoga con regularidad pueden reducir el dolor articular, mejorar la flexibilidad y la función de las articulaciones y reducir el estrés y la tensión para favorecer un mejor sueño.

Muchas personas recurren al yoga como forma de hacer ejercicio suave, así como para reducir la tensión y mejorar la flexibilidad de las articulaciones.
El yoga también puede ayudar a una persona con artritis a fortalecer los músculos y mejorar el equilibrio.
Además, el yoga ofrece a las personas con artritis una forma de ejercicio lo suficientemente agradable como para hacerlo con regularidad.

Practica yoga para aliviar el dolor articular en mis clases de yoga online. Accede a mis clases grabadas o en directo. Ofrezco una clase semanal Live enfocada para todas las personas que desean estirar suavemente todo el cuerpo y así reducir las molestias en las articulaciones.
Practica desde hoy y disfruta de una semana de prueba gratis AQUI

Ashtanga Namaskara

Ashtanga Namaskara o la pose de los 8 puntos de apoyo, es una postura que parece fácil y simple, cuando en realidad es de las que cuestan más coordinar y alienar físicamente. .
Esta postura no sólo fortalece abdomen, espalda, brazos y piernas sino que además nos regala algunas otras bendiciones a muchos niveles: apertura mental y emocional, foco, atención, estabilidad, fortaleza, dirección, intensidad, capacidad de respuesta.

Tradicionalmente see realiza para rendir respeto a los dioses o a los ancianos, como gesto de entrega y aceptación de la bendición, respectivamente.

Esta postura, que también forma parte del Surya Namaskar (Saludo al Sol), sirve de transición antes de entrar en la Bhujangasana (Postura de la Cobra).


En sánscrito, “ashta” significa “ocho” y “anga”, “parte”. Por lo tanto, en el Ashtanga Namaskar el cuerpo está en contacto con el suelo (en señal de respeto) en ocho puntos, que son: los dos pies, las dos rodillas, las dos manos, el pecho y la barbilla.

Actuando como una postura de transición, el cuerpo está equilibrado y conectado a tierra en el pecho, la barbilla, los brazos, las rodillas y los pies, mientras que también actúa como una gran postura para fortalecer los brazos, así como los músculos centrales.


El Ashtanga Namaskara ayuda a aumentar la energía del cuerpo y, por lo tanto, puede incluirse en las secuencias de yoga de flujo.

El Ashtanga Namaskara beneficia a los siguientes músculos:
Brazos y hombros
Espalda baja
Núcleo (abdominales)
Pelvis

Practica esta postura paso a paso con la siguiente clase de Yoga desde mi Estudio de Yoga online >> Accede